Talismania


Portales de Talismania





















































El deslumbrante legado de Gaudí

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El deslumbrante legado de Gaudí

Mensaje por Talisman el Dom Mar 24, 2013 11:50 pm

Desde el Parque Güell hasta el gran ícono de su producción, la Sagrada Familia, las obras del genial arquitecto catalán son los mojones de un recorrido lleno de matices por las calles de Barcelona.


POR SANDRA LION / ESPECIAL PARA CLARIN

Hay ciudades que pueden recorrerse de mil maneras. Volver a este tipo de destinos permite redescubrirlos y disfrutarlos con pausa y tranquilidad, y este es el objetivo de hacer un recorrido por las maravillosas obras del arquitecto Antoni Gaudí, en Barcelona, España.

Las características y elementos comunes que hacen al estilo propio –totalmente identificable– de Gaudí, revelan, por ejemplo, que su fuente de inspiración fueron las formas vivas, vegetales y animales. Y lejos de todo academicismo, cuando se presencian las fachadas o interiores creados por el arquitecto, se siente uno en el fondo del mar o en un bosque.

La mejor manera de realizar el circuito es manejarse a pie y con el subte (el “metro” para los locales), o bien tomar el bus turístico que une los sitios más importantes de la ciudad. Para distinguir los maravillosos detalles de las distintas construcciones, conviene aprovechar las visitas guiadas o las audio-guías.

Primeros y ondulados pasos
Para comenzar el circuito conviene arrancar temprano y tomar la línea 3 del subte. Al bajar en la estación Paseo de Gracia se llega a la Casa Batlló, una construcción a la que Gaudí le reformó las fachadas anterior y posterior, y donde adaptó el piso principal para vivienda. Antes de entrar es esencial observar el exterior, recubierto con fragmentos de vidrio y cerámica de diferentes colores –una técnica muy utilizada por él, llamada “trencadis”–, con sus balcones ondulados, columnas con temas florales y elementos que remiten a la naturaleza. Al elevar la vista se descubre el maravilloso tejado con forma de lomo de dragón y escamas tornasoladas.

Recorrer el interior, en el que predominan las formas ondeadas y una original distribución de la luz, lleva cerca de una hora y con el ticket de entrada se incluye el servicio de audioguía, que devela algunos de los mejores secretos de la construcción. Entre otros detalles, hay que prestar atención al pozo de luz y sus magníficos azulejos, que con su degradé generan la sensación de estar en el fondo del mar. Esencial: no olvidarse de visitar el patio y la terraza.

La siguiente parada del recorrido está a cinco minutos de caminata por la calle Paseo de Gracia: Casa Milà, otra de las exquisitas obras del arquitecto catalán. Construido entre 1906 y 1912, el edificio –que también es conocido como La Pedrera por su aspecto exterior que recuerda a un acantilado– sorprende con sus infinitas curvas y ondulaciones. La fachada se encuentra compuesta por muros de piedra, grandes ventanales y balcones de hierros retorcidos, mientras que el interior es muy llamativo, ya que no posee paredes rectas.

En la magnífica terraza, desde donde se obtienen geniales vistas de Barcelona, se encuentran las famosas esculturas oníricas de Gaudí. Se destacan también el mobiliario y los utensilios creados por el artista, que se ven en el último piso de la propiedad.

Palabras mayores
A esta altura del día es una buena idea hacer una pausa para comer algo liviano y luego seguir el recorrido. A pocas cuadras de La Pedrera se encuentra el bar “De tapa madre”, donde son famosas las tapas de jamón, el farinato y las papas “a la importancia”. Para acompañarlos, una buena caña (cerveza). En otros restaurantes cercanos se consiguen muy buenas tortillas y sándwiches de exquisitos fiambres españoles.

Para hacer la digestión, nada como la caminata de 800 metros hasta la monumental Sagrada Familia. Este es el momento de conocer la obra maestra de Gaudí, a la que el arquitecto dedicó los últimos 16 años de su vida.

Desde el exterior de esta monumental basílica llaman la atención sus tres fachadas, cargadas de simbolismos: la del nacimiento, la de la pasión y la de la gloria. Conviene recorrerlas todas y observarlas en detalle. En el interior, Gaudí diseñó columnas con forma de tronco de árbol, que recrean un inmenso bosque de piedra. El arquitecto falleció en 1926 y no llegó a terminar el proyecto, aunque gracias a los planos que todavía se conservan, otros artistas continúan, a paso lento, su deslumbrante obra. Un consejo: visite la cripta donde se encuentra la tumba de Gaudí.

Ahora es el momento de ir al Parque Güell, el enorme jardín que exhibe elementos arquitectónicos que Gaudí creó por encargo de Eusebi Güell, quien anhelaba un parque de diseño para la aristocracia de Barcelona. Para llegar aquí desde la Sagrada Familia hay que tomar el metro de la línea 5 (en dirección Cornella Center) y hacer combinación en Diagonal hacia la Línea 3 (en dirección Canyelles). Luego bajar en la estación Lesseps y caminar unos 20 minutos en subida y seguir los carteles indicadores. Al llegar, Parque Güell sorprende. Una infinidad de estructuras de piedra, cerámicas de colores vibrantes y bellísimos edificios se despliegan en más de 17 hectáreas.

En la parte superior del parque se ve la tan fotografiada terraza de asientos ondulantes y una vista maravillosa de la ciudad. La escultura más famosa es la Fuente Dragón, decorada también con la técnica trencadis. El paseo puede finalizar en la Casa-Museo Gaudí, diseñada por el arquitecto y donde vivió veinte años.

En profundidad
Si bien las anteriores son las obras más famosas del arquitecto, los fanáticos no pueden obviar algunas de las menos conocidas. La Casa Vicens, el primer trabajo importante del arquitecto, fue un encargo de una familia adinerada propietaria de una fábrica de cerámica, y es por esto que la fachada muestra una decoración basada en baldosas. Vista desde afuera, en comparación con La Pedrera son opuestas: las líneas ondulantes de La Pedrera contrastan con los volúmenes separados por los ángulos y líneas rectas de Casa Vicens. Para llegar aquí, conviene hacerlo desde el Parque Güell con la línea 3 del metro, en dirección a la Zona Universitaria, y bajar una parada después, en Fontana.

A cuatro estaciones de metro, sobre la línea 3, se llega al Palacio Güell, una pequeña construcción en la que se destacan columnas con formas de hongo y puertas de hierro forjado con serpientes enroscadas esculpidas. Hay que prestarle atención al salón central, con su cúpula parabólica perforada por círculos –que le dan una apariencia de planetario– y la maravillosa terraza, que es un museo al aire libre. También puede verse un interesante mobiliario diseñado por el arquitecto español.

También es interesante visitar el Colegio Santa Teresa, un proyecto que ya estaba iniciado cuando se sumó Gaudí, y donde se destaca el inmenso atractivo interior, con arcos parabólicos, y una lograda iluminación. El edificio funciona como colegio, por lo que el interior sólo puede ser visitado los fines de semana. Para llegar hay que tomar el Ferrocarril de Sarrià y bajar en la estación Bonanova.

Por fin, es ideal cerrar el circuito acercándose, también con la línea 3 (estación María Cristina), a La Valla de la Finca Miralles. Esta extensa valla ondulada de cierre con una puerta principal y 36 secciones exhibe, en el tejado, una típica cruz de cuatro ramas de Gaudí, construida en hierro forjado. Desde hace poco la puerta fue completada con una estatua de bronce del arquitecto en tamaño natural. Un homenaje perfecto para finalizar el recorrido.



MINIGUIA

COMO LLEGAR. Aerolíneas Argentinas vuela directo a Barcelona desde 8.208 pesos, ida y vuelta, con impuestos (aerolineas.com). Atención: desde la semana pasada se aplica el 20% de recargo al valor del pasaje según establece la resolución 3450 de la AFIP.

DONDE ALOJARSE. Hotel Sant Agustí Barcelona, 3 estrellas, habitación doble menos de 100 euros la noche con desayuno buffet y wi-fi (www.hotelsa.com).

HORARIOS Y TARIFAS. Casa Batlló: Todos los días de 9 a 21. Entrada: 20,35 euros; estudiantes y jubilados: 16,30 euros; niños hasta 7 años: gratis (www.casabatllo.es). Casa Milà (La Pedrera): abre de noviembre a febrero todos los días de 9 a 18.30. Entre marzo y octubre, todos los días de 9 a 20. Entrada: 16,50 euros; estudiantes, 14,85 euros; menores de 6 años, gratis (www.lapedrera.com/es/home). La Sagrada Familia: de octubre a marzo, de 9 a 18. De abril a septiembre, de 9 a 20. Cuesta 13,50 euros y 18 euros con audioguía. Estudiantes, jubilados y menores de 18: 11,50 euros (www.sagradafamilia.cat). Palacio y Park Güell: entrada, 10 euros. Menores de 12 años, gratis (www.palauguell.cat).



INFORMACION
Consejería de Turismo de España en Buenos Aires: Carlos Pellegrini 1163, 3º Piso; 4328-9664; www.tourspain.eswww.barcelonaturisme.com
Bus turístico de Barcelona: www.barcelonabusturistic.cat
Mapa del metro de Barcelona: www.mapametrobarcelona.net
www.detapamadre.cat
www.parkguell.es
avatar
Talisman
Admin
Admin

Mensajes : 1006
Fecha de inscripción : 27/11/2012

Ver perfil de usuario http://puntodeencuentro.foroargentina.net/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.